El Cheerleading nació de los hombres.

Al igual que en gran parte de las disciplinas relacionadas con el baile, en el cheerleading las mujeres son mayoría. Los pocos muchachos porristas suelen ser víctimas de bullying, prejuicios  y discriminación. Curiosamente, en los comienzos de este deporte (¡hace más de un siglo!), sucedía todo lo contrario: los animadores eran únicamente hombres, ¿puedes imaginarlo?…

Desarrolla tu confianza

La confianza es contagiosa. Parte del trabajo de una porrista es mantener al equipo y la multitud emocionada por la victoria. Debes esforzarte en desarrollar tu confianza para incrementar tus oportunidades de entrar en el equipo.[9][10] Trabaja en tu bienestar integral. Hacerlo te ayudará a sentirte mejor contigo misma. Por ejemplo, no veas televisión toda…

Cómo ser porrista

Convertirte en porrista requiere de mucho esfuerzo, compromiso y una buena actitud. Si sueñas con ser porrista, esfuérzate por ingresar al equipo de porristas de tu escuela. La animación deportiva es un deporte y requiere de mucha resistencia física. Por lo tanto, es necesario que estés en forma. También debes esforzarte en tener una actitud…