consejos para Cómo ser una mejor animadora

  • Recógete el pelo – las coletas son ideales. No sólo te quedarán bien, sino que mantendrán el pelo fuera de la cara mientras animes.
  • *¡SONRÍE! Debes sentirte como Barbie cuando salgas del entrenamiento o de las pruebas. Sonríe todo el tiempo. Es bonito y te hace parecer más segura de ti misma. Si pareces más segura deberías empezar a sentirte de tal manera. Si te equivocas, sonríe más y se dará cuenta menos gente. Está bien fastidiarla de vez en cuando.
  • Está bien fastidiarla. todo el mundo lo hace. Si te equivocas, sonríe y haz como si no hubiera pasado nada. Los entrenadores y jueces aprecian cuando puedes ser honesta y cometer errores. Puedes arreglarlos después.
  • Si te haces daño durante una práctica, no te vengas abajo en el entrenamiento, llorando y culpando a otros. Di lo que hiciste mal, arréglalo y vuelve e inténtalo de nuevo sin decir palabra. ¡A los entrenadores les encanta!
  • Nunca te des por vencida, sé tu misma y hazlo lo mejor que puedas.
  • Si estás en una competición y te equivocas, haz como si eso estuviese planeado.
  • ¡Nunca te pongas joyas! Puedes engancharte o arrancártelo y eso duele.
  • Los saltos de cuclillas pueden hacerse poniéndose recta con los pies un poco separados. Salta con los pies en puntillas, teniéndolos juntos y las manos estiradas sobre tu cabeza. Cae en una posición de cuclillas con las manos tocando el suelo.
  • No te apoyes cuando hagas saltos.
  • Colabora siempre con tu equipo. Aunque tengan una mala idea, sonríe y asúmelo o di con educación “es una buena idea, ¿queréis oír la mía?”
Anuncios