Ten confianza.

Si no lo consigues la primera vez, sigue practicando e intentando. Si lo consigues, no pienses, “Eh, soy la mejor.” Está claro que tienes habilidades si has entrado en el equipo, pero nadie (incluyendo el entrenador) querrá tratar contigo si tienes ese tipo de actitud, y puede afectarte en las próximas pruebas.

88

Anuncios