Ten cuidado de no entrenar demasiado

Siempre debes conversar con tu doctor antes de empezar con un nuevo régimen de entrenamiento. Entrenar en exceso puede causarte algún esguince o lesión. Aunque debes esforzarte mucho para convertirte en una porrista, no hagas algo que podría causarte daño físico.

  • Ten en cuenta las señales que indiquen que tu entrenamiento es excesivo. Probablemente sientas una sensación de pesadez, dolor prolongado en los músculos, falta de apetito, disminución de la concentración y cansancio durante todo el día. Quizá también tengas más ganas de dejar de hacer ejercicio ya que tu cuerpo te advierte que haces ejercicio en exceso.
  • Si has estado haciendo ejercicios en exceso, conversa con tu doctor sobre qué podrías cambiar de tu entrenamiento. También debes tomarte algunos días de descanso del entrenamiento para dejar que tu cuerpo se recupere.
Anuncios