Cómo entrenar para ser porrista

1
Si te vas a probar, empieza por hablar con alguien que ya esté en el equipo.Esa persona podrá decirte cosas específicas sobre las pruebas, al igual que las características que los entrenadores están buscando. Esto te ayudará a saber qué tienes que entrenar más fuerte. Mínimo debes poder tocar los dedos de tus pies, herkies, patadas, movimientos, carretillas, giros, paradas de mano y mortales hacia adelante y atrás.
2
Mejora tu resistencia. Las porristas deben echar porras frente a la multitud durante todo el partido, algunas veces hasta dos horas seguidas. Empieza a correr todos los días, aún así no puedas correr todo el tiempo. Incrementando tu actividad mejorarás tu resistencia. Los entrenamientos elípticos y las escaleras también ayudan para entrenar los músculos de las piernas que necesitas para ser una porrista exitosa. Haz uno de estos en intervalos de 10 minutos varias veces al día. Incrementa la inclinación o velocidad 1 punto cada semana.
3
Empieza con los ejercicios básicos. Un circuito de entrenamiento popular cuenta desde 30 hacia debajo de 10 en 10. 30 saltos de tijera, 30 planchas y 30 segundos de tabla. No te detengas entre las rondas. Toma un descanso de 10 segundos al final de cada circuito y empieza de nuevo con 20 de cada uno. Luego, repite el proceso pero con 10 de cada uno. Realiza este circuito una vez al día todos los días.
4
Aprende los saltos de porrista básicos. El más común es el toque de los dedos del pie, pero los equipos normalmente piden 4 o 5. Para incrementar la altura de tus saltos, coloca un pedazo de cinta adhesiva a 12 pulgadas (30 cm) sobre tu brazo extendido. Empieza agachada y salta para tocar la cinta. Solamente cuenta las repeticiones donde alcanzas la altura máxima y trata de hacer entre 10 y 15 al día para empezar. También haz los saltos que debes saber repetidas veces, entre 5 y 10 de cada uno.
5
Aumenta tu flexibilidad. Estírate dos veces al día, cuando te despiertes y antes de dormir. Estira particularmente tus muslos y pierdas con estiramientos de extensión. Haz sentadillas de una pierna, sentadillas sobre la rodilla, sentadillas reversas, extensiones, estiramientos de cuádriceps, estiramientos de hombro, de tríceps, etc. Mantén cada estiramiento por 10 segundos y repítelos 3 veces en cada sesión.
6
Para aumentar la flexibilidad en tus caderas y fortalecer los músculos de la pierna necesarios para hacer los toques de los dedos de tu pie, siéntate en el piso estirando las piernas hacia los lados. Dependiendo de tu flexibilidad previa, inclínate hacia adelante con las manos o antebrazos. Lentamente, levanta una pierna a la vez unos centímetros por encima del piso, luego bájala y repite el proceso. Trata de hacer 10 al día en cada pierna. Si tu cadera se atasca, haz un estiramiento con las piernas juntas y vuelve a intentar. Cuando hayas dominado los levantamientos, trata de circular tus pies en el aire antes de bajar para poder hacer movimientos más avanzados.
Anuncios